A partir del propósito de terminar este cuaderno sin arrancar una sola página, nació y creció Nikita Rodríguez.

Heterónimo al que recurro a la hora de realizar cierto tipo de proyectos artísticos  que me permite negociar con esa parte de mí que se pelea con las convenciones sociales y se enamora perdidamente de ciertas rarezas y de
pequeñas monstruosidades, tanto propias como de la gente que me rodea.

Mi estilo es fruto de la irresistible atracción que siento por la experimentación, el error y cualquier forma de
debacle personal y social.

Utilizo los accidentes y las casualidades como aliados, que me van sugiriendo el ritmo de los dibujos hasta llegar a su aspecto final.

He decidido reproducir el cuaderno donde empezó todo para que lo podáis disfrutar. Para mi es una referencia constante en mi trabajo y me ayuda a recordar lo divertido que es dejarse llevar, sin miedos ni prejuicios.

¡Espero que lo disfruten!











(c) Nikita Rodriguez (2020) — Madrid